La inversión inmobiliaria crecerá hasta un 10% este año, pero sigue lejos del récord de 2022

La inversión inmobiliaria volverá a su cauce normal en 2024, con un crecimiento de hasta el 10% interanual que le permitiría alcanzar previsiblemente los 12.500 millones de euros, según las previsiones de la consultora CBRE. Si bien el dato seguirá lejos de las cifras récord de 2022, –cuando hubo unas ventas por más de 17.600 millones de euros– se situaría en la media de los últimos ejercicios y cerca de niveles de 2021.

A medida que la inflación se modere y los tipos de interés comiencen a bajar, los compradores y vendedores se sentirán más cómodos con los nuevos niveles de precios, según la consultora inmobiliaria. Esto impulsará un repunte de la actividad, predominantemente en el segundo semestre del año. Sin embargo, los analistas advierten de que los conflictos geopolíticos pueden condicionar el mercado de inversión. Y en este contexto, con una política monetaria menos acomodaticia, “el foco estará en la generación de valor y en la adaptación del sector a nuevas áreas con demandas de crecimiento basado en fundamentales”, explica Paloma Relinque, directora de Capital Markets en España de CBRE. En cuanto a los datos del año pasado, el informe recuerda que 2023 cerró con un volumen de inversión de 11.438 millones de euros, un 35% menos que en 2022.

En el mercado residencial en compraventa, el informe arroja para este año un ajuste en el número de transacciones de entorno a un 10%, con más de 554.000 viviendas. Prevé un aumento de los precios, pero a menor intensidad (3%) y cree que la oferta se mantendrá alrededor de las 110.000 casas. Los problemas de acceso a un piso condicionarán el alquiler, lo que mantendrá a flote el sector con residencias de estudiantes y otras formas de alojamiento flexible.

Por otra parte, tras consolidarse en 2023 como el primer foco de inversión. el sector hotelero presenta un contexto favorable para los próximos meses impulsado por resultados operativos estables, buen ritmo de reservas esperado y previsible estabilización de tipos. Las cifras récord de turismo en España junto a las perspectivas macroeconómicas y el elevado interés del inversor hacen creen a la consultora que estos activos tendrán buenos rendimientos.

El mercado de oficinas seguirá marcado por la elevada polarización, resultando en mayores rentas y ocupaciones en aquellos edificios que cuentan con los nuevos criterios de tecnología, flexibilidad y ESG. La consultora confirma el buen dinamismo del mercado de oficinas, con la recuperación de la demanda, aunque aún por debajo de niveles prepandemia, y la consolidación en España del modelo flexible con predominancia de la oficina en la que los empleados solo van 2,6 días a la semana. El interés está centrado en localizaciones prime y en los mejores edificios para atraer a los empleados, con un modelo de oficinas que ha cambiado para adaptarse a esta nueva demanda de calidad. Antes de la pandemia se ocupaban de media 12,4 m2 por puesto y en la actualidad esa ratio ha subido hasta 14,1 m2/puesto, incluyendo más espacios colaborativos que antes.

CINCO DÍAS – 22 de enero 2024