La Plataforma contra la Morosidad apremia a las cotizadas ante la próxima obligación de pagar a 30 días

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) urge a las empresas cotizadas a reaccionar «cuanto antes» de cara al futuro reglamento europeo que obligará a pagar dentro de un plazo máximo de 30 días y que podría ser votado en el Parlamento Europeo el 22 de abril, antes de su definitiva adopción por el Consejo Europeo y de su aplicación automática en todos los estados miembros de la UE. El reglamento regula la aplicación automática de intereses de demora a quienes sobrepasen el plazo máximo de pago de 30 días, con sanciones para quien no lo cumpla.

El interés de demora aplicable será equivalente al precio oficial del dinero más ocho puntos, lo que lo situaría ahora en un 12,5%, según ha expresado este martes el presidente de la PMcM, Antoni Cañete, que ha hecho un llamamiento a las grandes empresas cotizadas -donde la Plataforma sitúa la mayor balsa de morosidad en sus pagos a las pymes- para poner al día sus plazos de pago.

Antes de participar en un foro de explicación y debate sobre el nuevo reglamento en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, el presidente de la Plataforma contra la Morosidad ha pedido «responsabilidad» al Gobierno español para que vele por el íntegro cumplimiento del futuro reglamento. En este sentido, Cañete ha denunciado que dos de las mejoras que la Ley Crea y Crece trajo consigo en la lucha contra la morosidad «están paradas»: la constitución del Observatorio de la Morosidad y la aprobación de que en el Consejo Estatal de la pyme se incluyeran a representantes de asociaciones especializadas en el ámbito de la morosidad.

A partir de datos de la estadística de la Central de Balances, del Banco de España, la Plataforma contra la Morosidad sostiene que las empresas cotizadas, en media cobran a 61 días mientras que pagan a un promedio de 120 días, duplicando el plazo legal en España (y cuadruplicando los 30 días que establecerá el próximo reglamento europeo). Esta práctica «perjudica gravemente a sus proveedores, en su mayoría pymes y autónomos», denuncia Cañete. “Algunas de estas grandes compañías van acumulando el líquido en vez de destinarlo a pagar en plazo a sus proveedores, financiándose, en cierta manera, a costa de ellos, vulnerando así la ley a través del uso de su posición de dominio”.

Además, el presidente de la PMcM denuncia que no se están cumpliendo los criterios de información para acceder a las subvenciones. Según ha destacado, el último informe de 2023 del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno revela que solo el 34’7% de la muestra evaluada de entidades perceptoras de subvenciones y ayudas públicas ha cumplido con sus obligaciones de transparencia. 

Los datos sobre plazos de pagos que proporciona la estadística de la Central de Balances permiten un análisis por sectores productivos. Así, el sector información y comunicaciones es el que arroja una mayor demora en la liquidación de sus facturas, pues sus plazos medios de pago llegaron a los 337 días en el primer semestre de 2022, mientras que logra cobrar sus facturas a un plazo medio de 68 días.

A este sector le sigue el de construcción y actividades inmobiliarias, con un plazo de pago 176 días (y cobro a 99 días); comercio y hostelería, con 132 días (cobro a 24 días); industria, con 78 (cobro a 50 días) y energía, con 72 días de plazo de pago medio, a pesar de que el sector cobra sus facturas en un plazo medio de 66 días.

LA NUEVA ESPAÑA – 28 de noviembre 2023