El Gobierno aprueba hoy el fondo de 11.000 millones para las empresas: 7.000 irán a ayudas directas

Calviño aumenta considerablemente la partida tras las presiones de Podemos

Los de Iglesias reclamaban un mínimo de 8.000 millones en ayudas directas

3.000 millones, a la reestructuración de deuda y 1.000 al fondo de solvencia

El plan de 11.000 millones de ayudas a las empresas y los autónomos que aprueba este viernes el Consejo de Ministros destinará 4.000 millones de euros a reestructuración de deuda y 7.000 a ayudas directas tras superar el desencuentro que provocó el modo de reparto en el Ejecutivo.

El jueves se confirmó finalmente el monto que se traducirá en ayudas directas después de que Unidas Podemos y varios ministerios del PSOE reclamaran a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que estas supusieran el grueso del plan y no los 2.000 millones previstos inicialmente.

Fuentes gubernamentales confirmaron en la tarde de ayer a Servimedia que la cantidad destinada a las ayudas directas reclamadas también desde los sectores más afectados por la crisis sanitaria y económica y detallaron además que, 3.000 de los 4.000 millones para la restructuración de deuda serán para el fondo de reestructuración de deudas financieras y los 1.000 restantes para el fondo de apoyo a la solvencia de empresas.

Marco territorial común

Pero podría haber más cambios sobre el plan inicial. Las mismas fuentes apuntaron que finalmente se establecerá un marco territorial común para todo ese fondo, sin transferencias a las comunidades autónomas, aunque otras fuentes apuntan a que el dinero se transferirá y será gestionado por los gobiernos regionales.

Unidas Podemos reclamaba un mínimo de 8.000 millones en ayudas directas y que éstas se entregaran directamente desde el Gobierno, sin pasar por las comunidades. Esto provocó el enfado de Calviño, que acusó a sus socios de convertir el plan en “una subasta”, si bien la vicepresidente tercera accedió en un primer momento a elevar esta partida hasta los 5.000 millones.

Estas desavenencias han provocado que el plan no pudiera ser aprobado en la reunión ordinaria del Consejo de Ministros del pasado martes y que por tanto se tenga que celebrar un Consejo extraordinario este viernes. Sin embargo, durante la rueda de prensa del martes posterior a la reunión del Ejecutivo, la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, descartó que la tardanza se debiera a desencuentros internos y achacó la misma a la dificultad técnica del plan.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció las ayudas de 11.000 millones de euros el pasado 24 de febrero ante el pleno del Congreso. Las ayudas irán destinadas a las empresas, pymes y autónomos de sectores especialmente afectados por la crisis, como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio.

La idea del Gobierno es que dichas ayudas puedan llegar en el “menor plazo de tiempo”, aunque la titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha admitido este jueves, en una entrevista en RTVE recogida por Europa Press, que hablar de “días” sería “muy arriesgado”, porque hace falta un trabajo de garantías jurídicas que permita asegurar que “el dinero llega y se emplea para los fines que está previsto”.

El Economista –11 de marzo 2021