La máquina-herramienta reclama apoyo “urgente” al Gobierno vasco y más ayuda al Icex

Los fabricantes vascos reclaman a la Administración autonómica que complemente el plan ‘Renove’ nacional a fin de empujar la demanda en este año crítico.

Las empresas fabricantes de máquinas-herramienta han vivido un 2020 “durísimo”, en el que las ventas han caído un 21% y las exportaciones lo han hecho un 22%.

En el año del Covid, la captación de pedidos se desplomó un 23%, sobre todo los procedentes de mercados exteriores.

Ahora, “en un año tan crítico como 2021”, la asociación de fabricantes AFM pide al Gobierno vasco que active con urgencia en este primer trimestre programas de apoyo para complementar los 50 millones de euros presupuestados en el plan Renove nacional para la máquina-herramienta.

Según AFM, la implementación urgente de un programa en Euskadi podría empujar la demanda, hoy necesitada de un fuerte impulso.

AFM también reclama ayuda al Icex, cuyos planes de apoyo a la internacionalización de la industria considera “muy mermados”. “Actualmente estamos ante una ocasión única para recuperar esos planes”, dicen los fabricantes de máquina-herramienta.

Clientes

La asociación explica que la pandemia ha afectado a todos sus clientes, aunque de manera desigual.

Así, uno de los grandes damnificados ha sido el transporte aéreo, lo que ha implicado paralización de programas y de inversiones.

La automoción también reduce inversiones y afecta a la demanda de grandes presas, pese a la reactivación del sector en la segunda mitad de 2020.

Por contra, los clientes energéticos, de las TIC y de la industria agroalimentaria muestran más fortaleza.

Por subsectores en la industria de máquina-herramienta la peor parte se la han llevado las máquinas de deformación, que venían ya de dos años de caídas. En cambio, la maquinaria de arranque, en especial fresadoras, componentes y herramientas, ha aguantado mejor.

Recuperación progresiva

La asociación AFM confía en que 2021 sea el primer año de recuperación, pese a la incertidumbre con que ha iniciado el ejercicio. La mejora será paulatina, y en ella será fundamental la captación de pedidos que llegó a finales de 2020, que permitirá a las empresas seguir funcionando hasta que la actividad y la demanda cobren más fuerza.

En cualquier caso, hasta 2022 no volverá la “verdadera normalidad”.

Fondos europeos

El presidente de AFM ha lanzado un llamamiento a las empresas del sector para que presenten proyectos a los fondos europeos de recuperación Next Generation, en los que puedan participar las pymes.

Según ha recordado, la asociación ha impulsado un proyecto de transformación para la fabricación avanzada, denominado ‘e-machine Digital Workshop’, y busca apoyo para invertir 245 millones de euros.

Expansión – 16 de febrero 2021