Economía dará tres años más para devolver los créditos que avala el ICO y otros 12 meses de carencia

El Consejo de Ministros suavizará hoy las exigencias del plan de garantías públicas mientras el Gobierno ultima un plan de choque para respaldar al comercio y la hostelería

El Gobierno se prepara para comenzar a dar respuesta a la creciente inquietud de empresarios y sindicatos en torno al impacto de la segunda ola del coronavirus en la economía española. En una reunión de primer nivel celebrada ayer en La Moncloa, el Ejecutivo trasladó a los agentes sociales que abordará con ellos el aprovechamiento público-privado de las subvenciones europeas en camino; que ultima un plan de choque de ayuda a los sectores más castigados por el Covid-19 y que hoy mismo suavizará las condiciones de los créditos avalados por el Estado a fin de que su devolución no acabe agravando la crisis.

Al término de la cita, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, avanzó que está previsto que hoy “el Consejo de Ministros apruebe un real decreto ley con distintos elementos de extensión de estos créditos, los plazos para solicitarlos, la duración máxima de los contratos, y medidas para reforzar la solvencia empresarial”. En concreto, según fuentes oficiales, el Ejecutivo ampliará en tres años el plazo de devolución de los créditos bancarios avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), frente a los cinco de partida, mientras que la carencia en la amortización del principal se extenderá en 12 meses frente al año inicialmente planteado.

“A todas luces hay que ampliar sus términos, de carencia y amortización, porque no estaba previsto que la crisis durara tanto y las empresas no pudieran devolver los créditos”, reclamaba ayer el líder de UGT, Pepe Álvarez, tras la cita.

En paralelo, Calviño anticipó que “la Comisión Europea ha autorizado a que se extienda el plazo de suscripción de estos créditos avalados hasta finales de junio”, con lo que el Ejecutivo ampliará de diciembre al 30 de junio el periodo apto para solicitarlos. Además, aprobará reformas del régimen concursal, del ámbito energético o la ya anunciada rebaja del 21% al 4% en el IVA de las mascarillas.

Asistencia a empresas

En cuanto al plan de asistencia a empresas que se está diseñando, Calviño sostuvo que “desde el Gobierno hemos garantizado el compromiso los con sectores que se están viendo más afectados por la pandemia sanitaria”. “Desde este punto de vista, el sector de la hostelería, la restauración y las cafeterías, la Horeca, así como el comercio, son dos de los sectores más afectados”, ilustró. “La ministra de Industria, en coordinación con el resto del Gobierno, está preparando ese plan de choque con las comunidades autónomas y las corporaciones locales. Se está trabajando sobre la base de distintas opciones y alternativas”, y el plan final se anunciará una vez que concluya su diseño. Mientras, tanto, los sectores aludidos vienen organizando manifestaciones por toda España y solicitando un plan de ayudas por 8.500 millones de euros.

“Nos sumamos a la visión de mirar hacia adelante con los fondos europeos, pero no podemos perder de vista lo mal que lo están pasando las pymes y el momento tan duro que atraviesan”, declaró el responsable de Cepyme, Gerardo Cuerva, advirtiendo de que urge antes el plan de choque porque “si se quiere cambiar el tejido productivo, hay que conseguir llegar a fin de año con las mismas empresas que tenemos ahora”.

SÁNCHEZ NEGOCIARÁ CON SINDICATOS Y PATRONAL EL CAMBIO LEGAL PARA EL USO PÚBLICO-PRIVADO DE AYUDAS DE LA UE

Los líderes empresariales de CEOE-Cepyme y los sindicales de CC OO y UGT salieron ayer de su reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convencidos de que el Ejecutivo va a diseñar con ellos, en una nueva mesa del diálogo social, los cuatro grandes macroproyectos estratégicos para cambiar el tejido productivo con fondos europeos.

Esas cuatro áreas que forman el Plan de Recuperación que se presentará a la Comisión Europea, para financiarlas con las ayudas comunitarias del Fondo de Recuperación-Next Generation, y que el Gobierno se comprometió ayer a diseñar con los agentes sociales son: la digitalización de la economía; la transición verde; la modernización servicios públicos y el diseño de un plan de resistencia de los sistemas sanitarios.

“No va a ser un plan estanco, tenemos que trabajar a diario el diseño de esos cuatro macroproyectos de cambios de país que está pidiendo Bruselas. Y esto solo va a funcionar si hay una colaboración real público-privada”, dijo el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, tras este encuentro con Sánchez y otros ocho ministros del Gobierno. En este punto, los líderes patronales y sindicales aseguraron que Sánchez se comprometió con ellos a negociar los cambios normativos necesarios en la Ley de Contratos del Estado y en la Ley de Subvenciones, para agilizar los trámites burocráticos y potenciar la colaboración público-privada para la ejecución de los fondos europeos, según dijeron ayer Garamendi y el líder de CC OO, Unai Sordo. Dicho esto, los representantes patronales y sindicales coincidieron también en que el diseño de estos planes se hará en el seno el diálogo social, “porque esto no va de, qué hay de lo mío”, dijo Sordo, en referencia a las demandas de algunos sectores o territorios para que les lleguen ya estos fondos de recuperación. Si bien, añadió, esos planes serán compatibles con dichas demandas.

Finalmente, CC OO y UGT trasladaron a Sánchez que desde Bruselas les han asegurado que el desembolso de estas ayudas no está en absoluto condicionado ni a la reforma laboral ni a la de las pensiones.

Cinco Días – 17 de noviembre 2020