Los metales pesados suben un 30% desde mínimos y apoyan el inicio de recuperación

Los que más han avanzado en el año son el aluminio y el cobre

El índice de Bloomberg que recoge estos recursos básicos ya gana un 2%

“Un dólar bajo hace que sea más barato comprar materias primas

La vuelta a los sectores más pegados al ciclo es una recomendación que se viene repitiendo durante las últimas semanas. Una de las primeras señales llegó con la encuesta a gestores de Bank of America Merril Lynch del mes de septiembre, y desde entonces muchas casas de análisis han avalado la idea de que ha llegado el momento de centrarse en los segmentos más cíclicos del mercado, que durante los últimos meses se han quedado rezagados en la recuperación que han experimentado las grandes bolsas mundiales.

En el mercado de materias primas los metales industriales están avalando esta recomendación durante los últimos meses. En el cómputo global del año estos recursos básicos ya se están revalorizando, con una subida de casi el 2% en el índice Bloomberg Industrial Metal Index en 2020, gracias a la recuperación de casi el 30% que ha experimentado desde los mínimos del año que se vieron en marzo.

Después del acelerón de agosto, que fue el mes más alcista para las materias primas desde abril de 2016, el aluminio, el cobre, el estaño, el níquel y el zinc están en positivo en el ejercicio, con subidas del 35%, 8,3%, 5,1%, 4,3% y 2,5%, respectivamente, y solo el precio del plomo cotiza más barato de lo que lo hacía cuando 2020, con pérdidas cercanas al 7%.

Empieza un nuevo ciclo

En septiembre, por primera vez desde que empezó la crisis del coronavirus, los gestores encuestados por Bank of America creen que la economía global ha dejado atrás la fase de recesión, y consideran que se encuentra en la primera etapa de un nuevo ciclo. En este contexto, la exposición de los gestores al sector industrial, una de los más pegados al ciclo de crecimiento, ya es la más fuerte que han tenido desde el año 2018.

Del mismo modo, en septiembre el Reloj de la Inversión de Trevor Greetham, responsable de multiactivos de Royal Asset, indicó que la economía global ya ha pasado la fase de recesión, y que ya ha llegado la hora de la recuperación, un momento económico que pide invertir en compañías cíclicas y materias primas. En paralelo, las subidas que están experimentando los metales industriales acompañan este posicionamiento cíclico de los gestores.

“Un dólar débil hace que sea más barato para compradores en otras divisas el adquirir materias primas, denominadas en dólares”, explican desde Wisdom Tree

Desde WisdomTree explican los motivos que están haciendo que se produzca una subida en el precio de los metales industriales: “El aumento de las expectativas de inflación, especialmente ahora que la Reserva Federal ha cambiado y busca un tipo medio de inflación, y no uno fijo”, es una de las principales causas en ojos de la gestora, ya que, según destaca, “las materias primas son una buena cobertura frente a la inflación”, lo que las hace atractivas en este momento.

La segunda causa es “el incremento de la demanda por parte de la industria”, que se está viendo reflejado en “la mejora de los índices de actividad PMI en Estados Unidos, Europa y China”. En la zona euro el indicador ha alcanzado en septiembre nuevos máximos no vistos desde agosto del año pasado; en Estados Unidos, en 53,9 puntos, no vistos desde marzo de 2019 y en China en agosto de este año ha alcanzado niveles de actividad que nunca se habían tocado.

Además, la debilidad del dólar -el índice dólar pierde casi un 9% desde que tocó máximos el pasado mes de marzo- también es positiva para los recursos básicos, ya que “un dólar débil hace que sea más barato para compradores en otras divisas el adquirir materias primas, denominadas en dólares”, explican desde WisdomTree, quienes también destacan el buen momento en “el posicionamiento especulativo en los contratos de futuro sobre las materias primas”, que apunta a mayores alzas en los próximos meses.

Por su parte, desde Amundi consideran que “las materias primas deberían seguir beneficiándose de las expectativas que apuntan a una recuperación económica y a la disponibilidad de una vacuna”.

Biden no será un problema

Las elecciones en Estados Unidos son una preocupación cercana para muchos inversores, ya que están a la vuelta de la esquina. Esta misma semana JP Morgan ha destacado que una victoria del candidato demócrata Joe Biden podría generar una rotación hacia los sectores de la bolsa que este año no han participado del rally, mientras que desde Goldman Sachs apuntan directamente a los valores más pegados al ciclo en Europa, los grandes rezagados de la bolsa en 2020.

“Una victoria potencial de Biden no debería percibirse como algo negativo para los mercados, y de hecho podría desembocar en una rotación de activos”, explica, y destaca el atractivo que pueden tener los activos de la bolsa que se han comportado mucho peor que los valores con mayores crecimientos de los ingresos. “La bolsa europea no se ha movido durante cuatro meses”, explica el banco estadounidense.

El Economista – 9 de octubre 2020