Madrid presenta un tercer plan de rescate para pymes, autónomos y desempleados dotado con 213 millones de euros frente a la Covid

La Consejería de Economía se compromete a abonar el dinero antes del 31 de diciembre y a hacer un “esfuerzo adicional” en los sectores comercial e industrial La Comunidad de Madrid ha presentado este martes un plan económico de rescate frente a la Covid-19 enfocado principalmente a pymes, autónomos y desempleados y trabajadores que quieren formarse para no perder su trabajo. Este nuevo paquete de medidas está dotado con 213 millones de euros y se trata del tercero de estas características que aprueba el Gobierno regional desde el inicio de la crisis, con una inversión conjunta de 313 millones de euros.

Entre las distintas líneas previstas hay ayudas directas para la contratación a personas en situación de ERTE y programas específicos para promover la digitalización y la internacionalización de las compañías. La Consejería de Economía se ha comprometido al “desafío extraordinario” de abonar todo el dinero comprometido antes del 31 de diciembre, con un “esfuerzo adicional” para los sectores comercial e industrial.

“Necesitamos que en estos próximos meses las empresas sean capaces de mantener el latido, el impulso, que no os apaguéis, que sigáis generando empleo, riqueza, que sigáis manteniendo vuestras oficinas, vuestros talleres, vuestros negocios…”, ha dicho el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en la presentación del bautizado como Plan Refuerza.

Según ha detallado el consejero de Economía, Manuel Giménez, este programa está dotado con fondos “específicamente creados para combatir la pandemia” que en otro caso no se habrían destinado a la reactivación económica. Asimismo, ha señalado que no se trata de “sustituir la iniciativa privada”, sino de “acompañar” a aquellos que desean mantener su actividad para que ningún negocio que fuera viable antes de la crisis del coronavirus deje de serlo debido a él.

MEDIDAS DEL ‘PLAN REFUERZA’

El Plan Refuerza destinará 90 millones a la formación de personas desempleadas “que quieran seguir ampliando sus oportunidades”. En paralelo, habrá otra dotación de 30 millones para “personas que estén trabajando y quieran seguir siendo imprescindibles a sus negocios y empresas”.

Además, se contempla la inversión de 30 millones de ayudas directas a pymes que “podrán utilizar para mejorar su liquidez y hacer frente al pago de facturas”. La cuantía será de hasta 10.000 euros por beneficiario, una cantidad que se incrementará en un 25% cuando el perceptor desarrolle una actividad económica considerada “prioritaria”.

Además, los pequeños comercios y negocios de artesanía y las asociaciones de comerciantes dispondrán da un millón de euros para la digitalización de su actividad, como la compra de datáfonos para el cobro con tarjeta. Para los vendedores ambulantes -uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria del coronavirus- habrá una línea de subvenciones dotada con 1,1 millones de euros para “afrontar parte de las pérdidas sufridas y a reanudar su actividad de manera segura”.

También se va a activar una línea dotada con 35 millones de euros para que los ayuntamientos y entidades locales de la región contraten a personas que hayan perdido su trabajo a partir de la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno central. Las instituciones Consistorios que se beneficien de estas ayudas recibirán entre dos veces y dos veces y media el Salario Mínimo Interprofesional mensual por cada uno de los más de 2.700 trabajadores que se estima podrán obtener un contrato gracias a esta medida.

Además, se destinarán otros 12 millones de euros para incrementar del 50% al 75% la subvención del coste salarial de los trabajadores con discapacidad de Centros Especiales de Empleo y empresas de inserción que no hayan despedido a ningún empleado o se hayan acogido a un ERTE durante el estado de alarma. Y en cuanto a la formación, se invertirá cerca de un millón de euros en el desarrollo de acciones formativas especialmente orientadas al sector sociosanitario y la familia profesional de la sanidad.

Las empresas industriales, por su parte, contarán con una línea de ayudas dotada con tres millones de euros para que puedan adaptar sus instalaciones y procesos frente a la Covid-19. Entre otras medidas, esta partida está destinada para la adquisición de mamparas, equipos de protección individual y termómetros.

Finalmente, se van a destinar otros tres millones a desarrollar un programa de técnicos de comercio exterior orientado a reforzar las actividades de apoyo a la internacionalización de las empresas del sector industrial.

El Mundo – 8 de septiembre 2020