El consumo repuntó un 18% en junio y se queda ya a un 5% de los niveles precrisis

La evolución de las ventas minoristas marca el ritmo de la recuperación económica. Los peores datos se registran en las comunidades más turísticas

El consumo mantuvo su ritmo de recuperación en junio con unos datos que invitan al optimismo. Las ventas minoristas aumentaron un 17,8% en el mes de junio después de haber subido otro 19,4% en mayo. Un fuerte repunte que permite que el consumo minorista se quede ya a menos de un 5% del nivel que había en el mismo mes de 2019. Estos datos confirman que la desescalada ha reactivado el consumo de los hogares, aunque todavía no esté en niveles habituales. En cualquier caso, la recuperación en forma de ‘V’ que está marcando este indicador es clara, y la demanda de los hogares es el principal motor del PIB, lo que lanza una señal positiva de cara a la recuperación económica.

Si se observan los datos del consumo en precios corrientes, la brecha respecto a los niveles de hace un año es algo superior, alcanzando el 6,3%. La diferencia es consecuencia de la caída de los precios al consumo de algunos productos, en especial de los sectores más lastrados por la crisis que han tenido que realizar ofertas y descuentos para incentivar las ventas y, sobre todo, por la caída del precio de los combustibles.

Todos los sectores contribuyeron de forma positiva a la recuperación del consumo salvo en el caso de la alimentación, que sigue retrocediendo también como consecuencia de la reapertura de bares y restaurantes. La compra de bienes de consumo personal, el sector más lastrado durante la crisis y que incluye sector textil y de higiene, se disparó un 90% a lo largo del mes. Las compras de este tipo de productos durante la cuarentena se hundieron a mínimos y está iniciando su repunte con el desconfinamiento. Sin embargo, a pesar de la fuerte subida, es el sector que está más lejos de recuperar sus niveles habituales, ya que se mantiene un 23% por debajo de los niveles de hace un año.

repunteconsumo

Las ventas de bienes para el hogar también crecieron con fuerza en junio, registrando un aumento del 43%. Este es el sector que sale más fortalecido de la crisis, ya que las familias han optado por invertir en sus hogares después de meses encerrados, con compras en productos electrónicos, electrodomésticos o decoración. En total, el consumo de bienes del hogar de junio fue un 10% superior al de un año antes.

recuperacionv

Por modo de distribución, el gran comercio es el que más rápido está consiguiendo superar la crisis, mientras que el pequeño comercio sigue sin ver la luz. En concreto, las ventas de las grandes cadenas de distribución están ya un 3% por encima de los niveles de hace un año. La reapertura en este tipo de empresas ha sido generalizada y, además, durante la cuarentena han podido mantener los canales de venta online en los que el pequeño comercio no puede competir. Las grandes superficies también han aumentado sus ventas, en su caso casi un 2% respecto al año anterior.

Las pequeñas cadenas, por el contrario, siguen un 15% por debajo de los niveles de hace un año. Para este tipo de empresas, la recuperación está siendo mucho más lenta y, lo que es más preocupante, sigue acumulando pérdidas, de modo que complica su supervivencia en el corto plazo.

El Confidencial – 29 de julio 2020