La producción industrial de mayo repunta un 14,7% tras tres meses de desplomes

Con estos datos la fabricación industrial vive su primer mes en positivo tras un confinamiento que aún se nota en la estadística. En lo que va 2020 ha caído casi un 28%

El Índice General de Producción Industrial (IPI), corregido de estacionalidad y calendario, subió un 14,7% en mayo en relación al mes anterior después de dos meses de fuertes retrocesos mensuales, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo ha explicado que la industria empezó a recuperar su ritmo de actividad después de la paralización casi total de la mayor parte del tejido productivo durante la primera parte del mes de abril. El repunte de mayo contrasta así con las caídas mensuales del 22,1% y del 13,6% registradas en abril y marzo, respectivamente.

Según el INE, el mayor dinamismo mensual de la producción en mayo se produjo precisamente en la industria de bienes de consumo duradero y en la de bienes de equipo, sectores que más sufrieron la parálisis en abril.

Por actividades, fabricación de vehículos (+362,9%), industria del cuero y calzado (+159,7%) y fabricación de muebles (+96,6%) fueron las que más crecieron en mayo en relación al mes anterior.

Fuerte retroceso anual

No obstante, pese al repunte mensual, los datos anuales siguen reflejando el impacto de la crisis sanitaria en la producción industrial. Ésta se desplomó un 27,8% el pasado mes de mayo en relación al mismo mes de 2019.

Este descenso es inferior al registrado en abril, cuando la paralización casi total del sector industrial en la primera quincena de mes provocó el mayor retroceso anual de este indicador desde 1976 (-34,1%).

Con el desplome interanual de abril, la producción industrial encadena tres meses consecutivos en tasas negativas. Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial se hundió un 24,5% interanual en mayo, con retrocesos en todas las actividades, especialmente en la confección de prendas de vestir (-80,6%) y fabricación de vehículos (-63,1%).

Por su parte, industria química (-13,4%), captación, depuración y distribución de agua (-13,6%) e industria del papel (-14,5%) son las que menos reducen su producción respecto a mayo de 2019.

Todos los sectores perdieron

Analizando los datos por sectores, los datos sin corregir muestran retrocesos interanuales del 40,9% en los bienes de consumo duradero, del 39,7% en los bienes de equipo, del 26,9% en los bienes intermedios, del 23,7% en los bienes de consumo no duradero y del 17,6% en la energía.

Los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentan también tasas anuales negativas en todos los sectores: bienes de consumo duradero (-36,5%), bienes de equipo (-36,4%), bienes intermedios (-23,4%), bienes de consumo no duradero (-19,6%) y energía (-16,6%).

Todas las comunidades recortaron

La producción industrial disminuyó en mayo en todas las comunidades autónomas en tasa interanual.

Los mayores descensos se produjeron en Baleares (-35,8%), Aragón (-33,8%), Galicia (-33,6%) y Castilla y León (-32,6%), mientras que las menores caídas de la producción industrial se dieron en Murcia (-17%), Castilla-La Mancha (-20,6%), Canarias (-22,2%) y Madrid (-23,3%).

El Confidencial – 6 de julio 2020