Acerinox apunta a la incertidumbre en la industria siderúrgica

El grupo ya había detectado “demanda débil” en Europa y “precios bajos” a finales de 2019

La expansión del brote y las medidas contención han reducido unas previsiones de demanda de acero ya de por sí mermadas por la ralentización económica previa a la crisis sanitaria.

Acerinox no ha realizado una valoración del efecto que tendrá en sus resultados, pero el 28 de febrero, fecha en la que publicó sus cuentas anuales, reconoció que “la afección que la expansión del coronavirus pueda tener sobre la economía y nuestro sector es incierta”.

Sin tener en cuenta el efecto del Covid-19, la compañía ya había detectado “demanda débil” en Europa y “precios bajos” a finales de 2019. Acerinox apuntaba que el Ebitda del primer trimestre de 2020 sería “similar” al del último del 2019. Eso sí, ya apuntaba a la “incertidumbre” a la que se enfrentaba en Asia, con “precios bajos” y “altos niveles de stock”.

En cuanto a las medidas para su plantilla, Acerinox aseguraba que “hemos activado los protocolos internos en los centros de trabajo del grupo en las zonas más expuestas”. Acerinox cuenta con seis fábricas: tres en España, una en EE. UU., una en Malasia y una en Sudáfrica.

Cinco Días – 12 de marzo 2020