Sánchez centra en las pymes la promesa de una respuesta económica al coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participó este martes en la reunión extraordinaria del Consejo Europeo por el coronavirus, celebrada por videoconferencia.

En su intervención posterior ante los medios de comunicación, Sánchez se sumó a Italia en la reivindicación de una revisión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, de modo que el gasto público derivado del coronavirus no compute para el déficit. Esta revisión facilitaría la aprobación de estímulos económicos y “medidas de índole fiscal” que no detalló. Sí que adelantó cuáles serán las líneas maestras del plan de choque que el Gobierno anunciará este jueves: líneas de crédito a las pequeñas y medianas empresas, reducción de jornadas laborales para progenitores que lo necesiten, y medidas para garantizar el suministro de medicamentos y el acceso a material sanitario.

Durante la reunión del Consejo Europeo, el Gobierno de España defendió algunas de estas medidas. Así, el Ejecutivo pidió que se proporcionen desde Europa “mecanismos de liquidez dirigidos a las pequeñas y medianas empresas” afectadas por la crisis del coronavirus, que alivien lo que ha tildado de “emergencia económica”. Prácticamente en paralelo a la intervención de Sánchez, la presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen anunció en rueda de prensa la creación de un fondo de hasta 25.000 millones de euros, que irán a parar tanto a los sistemas sanitarios de los países, las actuaciones de índole laboral y las pymes más afectadas.

Asimismo, entre las “ideas” que los líderes de los diferentes países miembros expusieron en la reunión del Consejo Europeo estuvo la concesión de fondos europeos a ciudadanos afectados. Una idea que el Consejo Europeo “estudiará”.

Sánchez defendió que la actuación frente a la emergencia sanitaria del Covid-19 requiere de una “respuesta coordinada” y que “las respuestas eficaces deben ser globales”.

Expansión – 11 de marzo 2020