La producción industrial desciende un 3,6% en enero, su mayor caída desde 2018

La producción industrial cayó un 3,6% en enero en comparación con el mismo mes de 2019, lo que supone el mayor desplome anual desde diciembre de 2018, lastrado por la evolución negativa de la energía, según publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La producción industrial arranca así el año con un fuerte descenso tras las grandes oscilaciones de la segunda mitad de 2019, con caídas en junio (1,9%), agosto (1%) y noviembre (0,5%) y subidas en julio (2,9%), septiembre (3%), octubre (0,9%) y diciembre (1,7%).

En enero, la producción industrial descendió en todos los componentes, una caída que fue especialmente destacada en el ámbito de la energía (6,2%).

La producción de bienes de consumo se redujo en un 3,7%, con un peor comportamiento de los bienes de consumo no duraderos (3,9%) que entre los duraderos (1,6%).

La producción de bienes intermedios cayó un 2,8% y la de bienes de equipo, un 2,1%.

Por ramas de actividad, destaca el descenso en otras industrias extractivas (13,4%) e industria de la madera (11,1%), mientras que repuntó con fuerza la fabricación de material y equipo eléctrico (8,2%).

Todas las comunidades autónomas redujeron su producción industrial en enero, salvo Navarra (creció un 8,6%) y Galicia (2,9%), especialmente Andalucía, que registró un retroceso del 12,1%.

Una vez corregidos los efectos estacionales y de calendario (la diferencia de días hábiles entre un año y otro), el índice de producción industrial (IPI), que mide la actividad productiva de la industria española sin la construcción, bajó un 2,1% en enero.

En términos mensuales y corregidos de estacionalidad y calendario, la producción industrial repuntó un 0,2% impulsada por el crecimiento de los bienes intermedios (1,2%) y los bienes de consumo no duradero (0,1%).

Expansión – 6 de marzo 2020