El sector manufacturero español vuelve a crecer en febrero tras ocho meses en contracción

El sector manufacturero español volvió a crecer en febrero, rompiendo una contracción de ocho meses gracias a ligeros aumentos en la producción y los pedidos, mientras que el empleo cayó al ritmo más lento desde mayo pasado.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) de IHS Markit de empresas manufactureras aumentó a 50,4 puntos el mes pasado desde los 48,5 en enero, marcando la primera lectura por encima de la línea 50 que separa el crecimiento de la contracción desde mayo.

En el lado negativo, IHS Markit ha destacado que los tiempos promedio para la entrega de productos fueron los más largos en 15 meses, lo que refleja la interrupción en las cadenas de suministro mundiales causada por la epidemia de coronavirus que comenzó en China.

“Si bien el crecimiento tanto en la producción como en los nuevos pedidos es alentador, el diablo estaba en los detalles del informe con una expansión respaldada por una notable reducción de existencias a medida que las interrupciones del lado de la oferta mundial comenzaron a surgir tras los largos cierres de fábricas en China”, ha dicho Paul Smith, director de Economía de IHS Markit.

La desaceleración en la zona euro se relaja

La desaceleración del sector manufacturero en la zona euro se relajó el mes pasado a pesar del brote de coronavirus y su impacto en las cadenas de suministro, en una señal alentadora para el Banco Central Europeo mientras intenta impulsar el crecimiento.

El índice de gerentes de compras de manufactura de IHS Markit subió a 49,2 en febrero desde los 47,9 de enero, con una estimación preliminar de 49,1 y anotando su lectura más alta en un año.

De esta forma, el índice se mantuvo por debajo de la marca de los 50 que separa el crecimiento de la contracción por decimotercer mes consecutivo.

“A pesar de los informes generalizados de las compañías de que el brote de coronavirus interrumpió las cadenas de suministro y afectó las ventas al exterior, febrero vio signos alentadores de que la desaceleración de la fabricación de la zona euro se está aliviando”, ha dicho Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

Sin embargo, las esperanzas de que la epidemia de coronavirus que comenzó en China se acabara rápidamente y la actividad económica volviera a la normalidad se desvanecieron la semana pasada, ya que el número de casos internacionales aumentó constantemente, lo que sugiere que su impacto está lejos de terminar.

Pero los gerentes de fábrica se mantuvieron relativamente optimistas y el optimismo sobre los próximos 12 meses se mantuvo alto. El índice de producción futura fue de 58,3, aunque por debajo del máximo de 17 meses de enero de los 59,8.

Expansión – 2 de marzo 2020