La licitación pública sube a 10.000 millones hasta junio pese a la incertidumbre política

El volumen de los contratos a concurso crece un 52%, según datos de Seopan, con fuerte tirón de Fomento y las Comunidades Autónomas

La inercia en la licitación de obra pública se ha acelerado notablemente hasta el cierre del mes de junio pese a que el Gobierno actúa con presupuestos prorrogados y en funciones. También se impone a la sucesión de procesos electorales y a las dificultades para la formación de Ejecutivos tanto en la Administración central como en las autonómicas. La estadística elaborada por la asociación de constructoras y concesionarias Seopan desvela una cifra de licitaciones de 9.900 millones en el semestre, un 52,5% por encima de los 6.496 millones de la primera mitad de 2018.

Por Administraciones, es la local la que más obra ha puesto en juego, con 3.566 millones y un incremento del 17,2%. Aprieta menos que en el pasado el peso de la deuda de los ayuntamientos y sus obligaciones con el cumplimiento del objetivo de déficit.

Por Administraciones, es la local la que más obra ha puesto en juego en el primer semestre, con 3.566 millones y un incremento del 17,2%.

La Administración General ha licitado proyectos por un total de 3.341 millones, con una mejora del 131%. Resalta el avance del Ministerio de Fomento y su grupo de empresas, con contratos por 2.779 millones, un 133% más que en el primer semestre de 2018.

Dentro del departamento que lidera el ministro José Luis Ábalos es Adif el principal motor de actividad, con un alza del 147% en las licitaciones, hasta 1.259 millones. La cuota de mercado del administrados de la infraestructura ferroviaria es del 12,7% sobre el total licitado en el país. La Dirección General de Carreteras, por su parte, ha lanzado concursos por 783 millones, con una cuota del 7,9% y un aumento del 238% respecto al periodo comparable del año pasado.

Las comunidades autónomas rozan los 3.000 millones en contratos de obra pública entre enero y junio, lo que supone un crecimiento del 48,6%. Resalta el esfuerzo inversor de Cataluña, con 484 millones (un 159% más), Junta de Andalucía, con una suma de 459 millones (un 35% de crecimiento), y Canarias, donde las licitaciones ascienden a 357 millones (un 580% más).

Entre las comunidades que bajan el ritmo de la licitación de obra pública figuran Madrid, La Rioja, Aragón y Castilla y León.

De los 9.900 millones licitados en España en la primera mitad del ejercicio, 6.500 millones corresponden a obra civil y los 3.400 millones restantes responden a edificación

De los 9.900 millones licitados en España en la primera mitad del ejercicio, 6.500 millones corresponden a obra civil y los 3.400 millones restantes responden a edificación. Por meses, el volumen licitado en el presente ejercicio solo estuvo por debajo de las cifras de 2018 el pasado marzo.

En el último año móvil, la licitación asciende a 19.794 millones, un 37% más que los 14.400 millones en contratos que vieron la luz entre junio de 2017 y el mismo mes de 2018. Las actuales cifras se mueven en volúmenes cercanos a los de 2010 y 2011, y están lejos de los casi 45.000 millones anuales que se licitaban antes de la crisis.

Cinco Días – 30 de julio 2019