La producción alemana y las ventas de los distribuidores continúan descendiendo

La economía del acero en Alemania continúa su trayectoria descendiente, según ha plasmado en su último boletín estadístico mensual la federación Wirtschaftsvereinigung (WV) Stahl, que ha enviado a Kallanish.

En mayo, las fábricas produjeron 3,5 millones de toneladas de acero bruto, con 17,3 millones de toneladas de producción en los cinco meses de enero a mayo. En ambos casos, la caída comparada con el mismo período del año anterior ha sido de -5%

Lo que destaca en mayo, no obstante, es el relativamente claro descenso del -9,2% del acero bruto en alto horno y, asociado a ello, la bajada del -8,2% en la producción de arrabio. Por el contrario, la producción de acero en horno de arco eléctrico aumentó un 5,1% anual.

Esto, a primera vista, está en línea con la mejora de la economía relacionada con los productos largos usados en la construcción. Sin embargo, es una recuperación tras el pronunciado descenso en la producción de horno eléctrico observada en abril. Durante los cinco primeros meses, la disminución respecto a 2018 fue prácticamente igual para los productos al oxígeno (-5%) que para los procedentes de horno eléctrico (-4,7%).

Mientras, la federación de distribuidores almacenistas, BDS, informa de que las ventas totales del primer trimestre han alcanzado los 2.788 millones de toneladas, un descenso del -4,3% sobre el primer trimestre de 2018, que, sin embargo, fue excepcionalmente fuerte. La media de los días de venta en marzo fue de 81 días, 3% por encima de la de marzo 2018. BDS destaca que especialmente la venta de producto plano fue débil.

Kallanish – 2 de julio 2019