El INE confirma que el PIB creció un 0,7% en el primer trimestre

PIB

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La economía española aceleró su crecimiento a una tasa intertrimestral del 0,7% entre enero y marzo.

Así lo ha hecho público hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), en línea con lo que había adelantado en abril. Es el mayor incremento intertrimestral desde finales de 2017. En el tercer trimestre de 2018 creció un 0,5% y en el cuarto, un 0,6%.

Esta tasa de crecimiento supera ampliamente el aumento del PIB de la zona euro que, pese a acelerarse una décima, ha sido del 0,4% entre enero y marzo.

Por el lado de la demanda, el consumo ha mostrado este trimestre tasas positivas, con avances del 0,4% en el caso de los hogares (lo mismo que en el trimestre anterior y lleva casi seis años al alza), del 0,7% en las instituciones sin fines de lucro (siete décimas más) y del 0,4% en las Administraciones Públicas, igualando el crecimiento del trimestre anterior. Además, la inversión se ha incrementado un 1,5%, gracias sobre todo al impulso de los bienes de equipo, de 4,3% (cuya inversión había menguado un 2,7% a finales de 2018).

En comparación interanual, la economía se ha acelerado un 2,4%, una décima más que el trimestre anterior. La demanda nacional contribuyó con 2,2 puntos al crecimiento, tres décimas menos que en el último cuarto de 2018, mientras que la demanda externa volvió a tasas positivas y aportó dos décimas, en contraste con las dos décimas que restó en el último trimestre del año pasado.

Por partidas, destaca el aumento del 1,5% interanual del consumo de los hogares, aunque es cinco décimas menos al del cuarto trimestre de 2018, mientras que la inversión se ha acelerado al 4,7%, frente al 4,4% marcado a finales del año pasado. Es muy llamativa la inversión en bienes de equipo, un indicador de la confianza de las empresas en la actividad futura, con tasas superiores al 7% (de, 7,2%, frente al 2,8% del trimestre anterior).

Además, Las exportaciones de bienes y servicios experimentan se han mantenido estables en tasa interanual, lo que supone un punto menos que en el trimestre anterior, mientras que las importaciones han disminuido un 0,5%, frente al incremento del 1,7% del trimestre anterior

Por el lado de la oferta, el valor añadido bruto de los sectores ha sido muy heterogéneo. “El valor añadido bruto de las ramas industriales aumenta un 0,1% respecto al mismo trimestre de 2018, lo que supone 1,4 puntos más respecto a la variación interanual del trimestre anterior. Dentro de las mismas, la industria manufacturera presenta una tasa del 1,2%, lo que supone 1,7 puntos más que la del trimestre precedente”, asegura el organismo estadístico.

El de la construcción se ha incrementado un 6,6%, mientras que el de los servicios ha marcado un leve acelerón del 3,1%.

Medio millón de empleos

La creación de empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, se ha acelerado una décima su crecimiento trimestral, hasta el 0,7%, y dos décimas su avance interanual, hasta el 2,8%, lo que supone la creación en un año de 510.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Además, la remuneración de los asalariados ha crecido un 5,0% interanual, que supone la mayor subida desde el tercer trimestre de 2008. Así, el coste laboral unitario (CLU) ha crecido un 2,1% respecto al primer trimestre de 2018. Esta tasa es 1,2 puntos superior a la variación experimentada por el deflactor implícito de la economía (0,9%).

Ayer, el Banco de España alertó de la leve moderación de la actividad y adelantó que el PIB crecerá un 0,6% en el segundo trimestre. Los síntomas más preocupantes, según explicaba, provienen del mercado laboral.

Comercio

Por otro lado, el INE también ha dado a conocer las ventas del comercio minorista, que han aumentado un 3,1% en mayo respecto al mismo mes del año pasado, y encadena así su octavo mes al alza. Una vez corregidos los efectos estacionales y de calendario, el comercio experimentó un ascenso del 2,4%.

Por su parte, el empleo en el sector aumentó el 1,1% interanual y un 0,5% respecto al pasado mes de abril.

También el organismo estadístico ha puesto cifras a la tasa de ahorro de los hogares, que se ha situado en el 5,4 % en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento de seis décimas con respecto al último trimestre de 2018.

Esta tasa se calcula una vez eliminados los efectos estacionales y de calendario, ya que el ahorro de los hogares siempre disminuye en el primer y tercer trimestre, y aumenta en el segundo y el cuarto.

Sin tener en cuenta esos efectos, los hogares registraron un ahorro negativo del 4,5 %, inferior a la tasa del 5,4 % en el primer trimestre de 2018, según los datos de las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales.

Expansión – 28 de junio 2019