La producción industrial acelera su avance en enero hasta el 4% y encadena nueve meses de alzas

El Indice General de Producción Industrial (IPI) repuntó un 4% en enero en relación al mismo mes de 2017, tasa nueve décimas superior a la de diciembre, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el avance interanual de enero, este indicador encadena nueve meses consecutivos de incrementos interanuales.

La producción industrial se vio impulsada en el primer mes del año por todos los sectores, salvo la energía, donde la producción bajó un 5% interanual. El mayor repunte se lo anotaron los bienes de equipo (+8,6%), seguido de los bienes de consumo duradero (+8,3%), los bienes intermedios (+7,4%) y los bienes de consumo no duradero (+4,5%).

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial presentó en enero un crecimiento interanual del 1,2% respecto al mismo mes de 2017, tasa 4,6 puntos inferior a la registrada en diciembre.

En enero, los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentaron tasas anuales positivas en todos los sectores menos en la energía (-5,9%). El mayor incremento lo registraron los bienes de equipo (+4,8%), seguido de los bienes intermedios (+4,3%), los bienes de consumo duradero (+3,7%) y los bienes de consumo no duradero (+1%).

En tasa mensual (enero de 2018 sobre diciembre de 2017), la producción industrial se hundió un 2,6% eliminando los efectos estacionales y de calendario, en contraste con el avance mensual del 1,1% de diciembre y con el incremento del 1,8% de un año antes.

Por sectores industriales, todos presentaron tasas mensuales negativas en el arranque del año, destacando los descensos de la energía (-7,5%), los bienes de equipo (-2,3%) y los bienes de consumo duradero (-2%).

Tasas anuales positivas en doce CCAA

La producción industrial se incrementó en enero en doce comunidades autónomas y bajó en cinco. Cantabria (+14,6%), Extremadura (+8,7%) y Cataluña (+8,4%) presentaron las tasas más elevadas.

Las únicas tasas negativas correspondieron a Castilla y León (-3,7%), Canarias (-2,8%), Madrid (-2,2%), Baleares (-1,8%) y La Rioja (-0,9%).

El Economista – 9 de marzo 2018