Comercial de Laminados reabrirá en Épila un almacén de 21.000 m²

El centro, que cerró en el 2014, se reactiva tras su compra hace un año por Hierros Añón

La distribuidora de productos siderúrgicos Comercial de Laminados, adquirida hace un año por el grupo industrial gallego Hierros Añón, reabrirá en las próximas semanas el almacén regulador que tiene en el polígono Valdemuel de Épila, que dispone de 21.000 metros cuadrados divididos en cuatro naves sobre una parcela de un total de 100.000 metros cuadrados. La reactivación de esta instalación, que cerró sus puertas en el 2014 debido a la caída de la actividad provocada por la crisis económica, podría generar en torno a 30 empleos, según fuentes municipales.

El centro fue inaugurado en el 2007 tras una inversión de 9 millones de euros que llevó a cabo el anterior propietario de la empresa, la multinacional alemana Klockner. La compañía, con sede social en Alcobendas (Madrid), pasó en enero del 2017 a manos de Hierros Añón, el holding familiar del empresario coruñés Manuel Añón.

Comercial de Laminados cuenta con dos fábricas de derivados del acero, una de ellas situada en Zaragoza (Perfiles Aragón), que emplea a 50 trabajadores. Tiene 24 almacenes distribuidores en todo el país y suma una plantila de 350 trabajadores.

Moderno y automatizado / El centro de Épila cuenta con un servicio especializado en perfiles estructurales, que ofrece una amplia gama de productos. La compañía asegura que será el almacén «más moderno y automatizado» del sector metalúrgico en toda España. Se nutre de las últimas tecnologías y procesos completamente automatizados, lo que le permite procesar hasta 100.000 toneladas al año «con un elevadísimo grado de precisión y acabado», señala la compañía en su página web.

Comercial de Laminados destaca asimismo su ubicación estratégica en Épila, lo que le permite suministrar en tiempo récord a cualquier zona de España a través de la red de distribución de la empresa, que dispone de una veintena de delegaciones comerciales en el país.

El centro prestará servicios de corte, taladro, escotado, marcado, granallado y pintado. Además, tiene la más amplia gama de perfiles, ángulos, pletinas y tubos estructurales de España tanto en calidad S-275 como S-355. En concreto, distribuye y vende perfiles estructurales de hasta 22 metros de longitud, perfiles comerciales y tubos estructurales.

Hierros Añón facturó en el 2015 –último dato disponible– algo más de 50 millones. Sus activos superan los 400 millones de euros y tiene algo más de 160 empleados en Galicia.

El Periódico de Aragón – 10 de Febrero 2018